miércoles, 7 de febrero de 2018

Taller de Escritura Colaborativa para adolescentes. Domingo 04 de Febrero, de 17 a 19 hs. Centro Cultural Recoleta.

Primer ejercicio de Taller: Dibujar al compañero y escribir un poema sobre quién es.

* Saludame que me diga hola piensa un poquito pero piensa y en las horas vacías un silencio grande pequeño grande pequeño grande otra vez saludame que me diga hola una lanza que se clava en su cuerpo su cuerpo cadáver su cuerpo mi cuerpo saludame por qué no saludás que me diga hola una idiota me detiene, me pregunta otra cosa huelo a queso, jugo, fruta, rosas saludame que me diga hola y en su cuerpo cadáver se abre una puerta y un bosque una playa y la espuma de una sombra una playa y una mirada vacía la idiota fue buena ahora pero la sigo odiando a ella en cambio la miro y la espero saludame que me digas saludame silencio qué que me diga hola. * Arriba jugábamos en silencio la que habla primero lo sabe pierde pero en silencio llamábamos a los dioses los del Olimpo y a los que adoran hoy en las villas, en los barrios chetos, en los cementerios sin embargo, odiábamos a dios sólo una vez le tuvimos miedo después nos enojamos con él y finalmente lo olvidamos si teníamos tiempo armábamos el almacén poníamos los muñecos, figurines de clientes pronto nos aburrieron los clientes, los almacenes, los figurines, preferíamos burlarnos de nuestras imágenes probar un cuerpo adulto dos medias hacen el busto unos tacos la altura somos mujeres al tiempo eso también nos aburrió o terminó por confundirnos pasamos entonces a las armas la violencia no es sólo propiedad de los hombres yo probé matar a mi hermana pero salió mal preferimos las palabras, las mentiras, el secreto así crecimos a pesar de todo y con todo eso lo demás es basura. Cintia Mariscal * Me levanto oigo camino pienso y me sumerjo en preguntas como siempre atolondradas sos tan movilizada atenta al ras como Salvador Gaviota cómo él que intenta todos los días volar más rápido más alto como él como él te admiro sos caos, virtud, trabajo, nueves voladoras las nubes son voladoras cuánto tiempo tuvimos para vivir qué bien lo hacemos poderosas robles guerreras del Olimpo cómo escribiste sí todo eso el dios es la energía, lo sabemos qué buenas las horas que inventaste y un día convergimos te conocí me saludaste y todo comenzó volábamos paz alto qué fuerte, pensé tan diminuto y valiente fuerte c omo el quebracho al que se lo asocia al bien sí al bien generás guerrera te autodestruiste y reviviste te estrellaste y sacudiste el polvo de estrellas en el caos aroíris tornado volando somos tan sólo un campo desierto que sobrevive al temblor gracias me ayudaste en tu luz flotaste y agarraste la balsa correcta estoy feliz de ver eso de ver la vida en vos esto exclusivamente tuyo es de nadie más ganaste el cielo volando estrellándote porque sos eso una estrella que sigue encantando al mundo. Victoria Liddle








jueves, 17 de agosto de 2017


Literatura & Acción. Sábado 2 de Septiembre de 14 a 20 hs. Casa Temenos. Avenida Gaona 1880.


 Literatura & Acción
Encuentro 1
Colectivos que ponen de manifiesto recorridos, personas, afectos.


Programa

·         14. 00 hs: Gabriela Bejerman / Palabra madre, Club de Pesca - Noe Vera y Marina Gersberg / El cielo del mes.

·         14: 30 hs: Florencia Cabeza, Lucía Mondino y Noelia Rivero / Lectura de Cartas.

·         15. 00 hs: Diego Melero / Performance: La literatura argentina del siglo XIX y la historia. Transición y proyección en los siglos XX-XXI.

·         15. 30 hs: Ediciones Mutanta -Natalia Iñiguez, Sebastián Zurita, Nora Fiñuken, Inés Púrpura- / Voces fuera de canon.

·         16. 00 hs: Lanfranco Ezpeleta / Presentación de Disfraz.

·         16. 30 hs: Eugenia Pérez Tomas / Lupa: Taller de poesía en el Centro Cultural a Cielo Abierto Armando Labollita.

·         17. 00 hs: Café.

·         17: 30 hs. Dani Zelko / Reunión.

·         18. 00 hs: Roger Colom / BiPA –Biblioteca Popular Ambulante-.

·         18: 30 hs: Paula Domenech / 8 Horas.

·         19. 00 hs: Ezequiel Alemian / Caminar- Escribir.

·         19: 30 hs: Proyección Libros Audiovisuales –colección especial- Ediciones Presente. Ariel Flores y Tamara Domenech. Participación especial de Giselle Popik, Gonzalo Rojas, Luciana Brugel y  María Emilia Prono. Dirección Coreográfica: Gerardo Litvak.



domingo, 27 de noviembre de 2016

Corazón Estrella / Ediciones Presente / Nov. 2016.


Presentación de Corazón Estrella de Alfredo Holzmann Gelinger, con prólogo de Roberta Iannamico, ilustrado por alumnos de las clases de arte que coordina Lanfranco Ezpeleta y editado por Ediciones Presente.

Hace unos días visité el Museo Histórico de Colonia, Uruguay en el que se mostraban, entre otros objetos, el mobiliario, los instrumentos, los adornos de las familias portuguesas que se apropiaron de esas tierras a mediados del siglo XVII. Al lado de dicho Museo, ex vivienda de las familias colonizadoras, visité otro Museo Casa perteneciente a los sirvientes de la primera.
Algunas diferencias que saltaban a simple vista: una era grande, luminosa, tenía adornos mientras que la otra era pequeña, oscura, contaba con el mobiliario básico para la supervivencia: cama, cocina, pileta para el aseo personal, santuario.
Yo no dejo de sorprenderme frente a la desigualdad, sea turista o trabaje, perpetuada hasta nuestros días en el espacio destinado al servicio doméstico en cualquier departamento de cualquier ciudad, con su correspondiente entrada independiente a la casa, la cercanía a la cocina, la distancia respecto de las habitaciones, la sala de estar, el patio, la terraza o jardín.
Se preguntarán por qué traigo a colación esta anécdota, y es básicamente porque son estas imágenes, de ayer y de hoy las que estimulan a Ediciones Presente a desandar conquistas económicas, culturales y literarias; lugares cristalizados, en cambio de bellos y frágiles cristales puestos en las vitrinas del tiempo, formatos a partir de los cuales se consagran autores, militares, fechas, libros, héroes, en detrimento de adquirir una cosmovisión del cielo en su conjunto.
Frente al Sistema de Estrellas, que necesita la industria cultural para posicionar personas como productos en el mercado, tener una panorámica del cielo nos permite dilucidar que, cuantas más estrellas, mayor luminosidad, menos probabilidad de perdernos.
Como el libro que presentamos hoy de Alfredo, Corazón Estrella, que ve la luz desde Santa María provincia de Buenos Aires.
Pienso en la palabra “remoto” como si desde la poesía nombráramos el mundo por primera vez. Y creo que, aún usando las mismas palabras, como por ejemplo “servicio”, no sería ni militar, ni doméstico, ni la precarización que supone su recaudación en el capitalismo tardío.
Sino más bien una forma de obrar, haciendo hinca pie en autores, alumnos, profesores, artistas, que modifican la perspectiva desde la cual se configura un espacio en el que no es sustancial la división de aquello que se recorre, sea una casa, una familia, una nación, un aula, la ciudad, sino más bien el forjamiento de una mixtura en la que es imposible esconder voces, una comida hecha sin sobras, palabras en cada uno que abre la ventana de su cuarto y el mundo escucha.
Una editorial al servicio de viabilizar otros caminos de ir y volver a lo que sentimos y pensamos conocido, aprendido, y no sabemos que podemos sentir y pensar a partir de nuevas obras como la que hoy presentamos de la mano de Alfredo Holzmann Gelinger, Lanfranco Ezpeleta, Roberta Iannamico, Roger Colom, Nicole Palazzo, Jonathan Espeleta, Rocío Milagros Rodríguez, NarelaLepetiz, Candela Ramírez, Exequiel Coria, Rocío Maisano, Darío Kechiyan, Agustín Ávila, Dalila Velázquez, Agustín Avalos, María Sol Zadorozny, Andrea Escobar, Evelyn Elías, Nicolás Ortiz, Belén Gómez, Mariano Caraballo, Juan Pablo Osudar, Nicolás Monzón y Ezequiel Rodríguez transmutando una andanza en una travesía.


Tamara Domenech, Noviembre 2016.
la niebla

mi amigo y yo
caminando invisibles en la niebla
mi amigo invisible y yo
los ojos llenos de niebla
sólo nos es posible ver más allá
esta vez no podrán no creerlo
dos pares de huellas
hojarasca del bosque en el porche de sus casas
cuentos del bosque
árboles fantasmas
los aldeanos
no podrán no dudarlo
se les despertará la curiosidad
la próxima nos seguirán
hasta adentro de la niebla
obviedades que desoirán los aldeanos:
no estar en foco
no enfocar los ojos
el flúor de los chalecos de la policía 
reprime la visión
destinados a perderse
perecerán en campos de soja envenenados
campos antaño bosques
de árboles de carne y hueso
fin de civilización...

el búho


techos nevados bajo la luna
desde lo alto relieves de un pueblo fantasma
altura de árboles igual de blancos...
posado sobre el relieve de una rama
puedo oír como roncan los osos
¡ah! los búhos sin pegar un ojo...
los gordos deben ser los peluches de dios
yo sólo plumas y los ojos más locos
yo sólo esta cabeza que no para de girar...
oscuros titilando desde la nieve
ojos de roedores roen en mis ojos
noches de estrellas en negativo...
amanece y los habitantes del día
cada uno se desprende de la parte
que le tocó de la gran sábana...
... yo medio que desaparezco.

 el velo

nada de lo que encuentro aquí ya lo busco aquí
en la cocina
un vaso de agua antes de irme a dormir
hay uno con una flor
sin agua
una flor marchita
en tu cama
una almohada donde apoyar mi cabeza
la almohada de tu ausencia
mi desvelo es un velo
detrás en tus sueños 
vos y yo
nada de lo que encuentro aquí ya lo busco aquí
en la televisión 
un documental sobre la vida de los batracios
noches enteras sin dormir
no cambio de canal 
dejo sin audio 
desde el jardín 
pero como desde un jardín muy lejos de aquí
o al revés 
desde un jardín muy lejos de aquí
pero como desde el jardín
de aquí tus días
el croar de las ranas en mis oídos
salgo al cruce de la noche
a buscar en las estrellas...

yuki

¡oh! yuki
mi preciosa yuki
no creas que no te estoy viendo
trepar esta noche a lo más alto
del árbol más alto
vas por ese pájaro que se posa
de noche en la punta
¡oh! yuki
mi preciosa yuki
no quieras destronarlo
es sólo un pájaro que se cree
muy seguro allá arriba
no más que un rey
por debajo de la luna
¡oh! yuki
mi preciosa yuki
apenas un poco por encima
arañando el aire
caerás hacia la luna
¡oh! yuki... no temas el ridículo
te caracteriza la elegancia
siempre caes bien parada
¡oh! yuki
mi preciosa yuki
yo sólo juego a ser tu dueño
y vos sabés que es sólo un juego
vos siempre una reina
tu instinto de reina
nunca fue domesticado
¡oh! yuki
mi preciosa yuki
ronroneando a mis pies
vos siempre a mis pies en la luna
¡oh! yuki... desafía la gravedad
y cae una vez más a mis pies
yo siempre en la luna
vos siempre una reina…

fideos

exquisitos tus fideos salseados
ese toque de oliva
cilantro y ajo
la vajilla y los cubiertos
las copas y el vino
todo pensado
para esos buenos momentos
la música y el volumen adecuados
la luz adecuada
nada disonante
la conversación adecuada
nada en lo que disentir
nomás conversar
algo tan natural como lo es comer
nada sobreactuado
ni falto de ensayo...
...pero ¿sabés una cosa?
yo prefiero mis fideos con manteca
y abundante queso rallado
y unas veinte guitarras
distorsionadas como gatos maullando
y no de fondo
sino por encima de todo
pedazos de mampostería del techo
cayendo encima de la mesa
la más estridente yoko ono
en pleno harakiri
y todo eso
sin que se me mueva un pelo
sólo un ininterrumpido
movimiento de mandíbulas
los ojos fijos en un punto fijo
en un ángulo de la pared
allí donde una mosca es atrapada
en una telaraña
y la araña que le succiona
su pestilente jugo...